Hidratación y protección a la exposición solar son algunas de las recomendaciones ante el inicio de altas temperaturas en Ñuble

La Dirección Meteorológica de Chile pronosticó para esta semana una nueva ola de calor para la zona, con jornadas que superarán los 31°C. El llamado es a considerar las recomendaciones del Servicio de Salud Ñuble (SSÑ) para no ver afectada su salud.  

 

El inicio de la temporada estival trae consigo altas temperaturas en nuestro territorio, las que se extienden aproximadamente hasta el mes de marzo. Por ello, desde el SSÑ entregan variadas recomendaciones que buscan reforzar la prevención de enfermedades asociadas al calor, además de medidas de cuidado personal.

 

Evitar la exposición directa al sol, sobre todo en horas de mayor calor, y la hidratación permanente son lagunas de las principales acciones a considerar por la ciudadanía durante esta época del año. Un impacto en la rutina, ya que se siente el cuerpo más cansado, más sofocado e incluso, puede derivar en dolores de cabeza o migrañas.

 

“Cuando suceden eventos de altas temperaturas, lo que es muy habitual en Ñuble, lo primordial es que la población considere diversas medidas preventivas, principalmente aquellos grupos de mayor cuidado como los niños y niñas mejores de 4 años; adultos mayores con dificultades de desplazamiento o con dependencia severa; y trabajadores, deportistas o personas que permanezcan en exteriores”, destacó la Directora (s) del SSÑ, Elizabeth Abarca.

 

La directiva indicó además que “las olas de calor llegaron para quedarse, por ello que tomar en cuenta las recomendaciones de nuestros profesionales es fundamental. No debemos dejar de preocuparnos por cuidar nuestra salud, evitando golpes de calor y la deshidratación, además de mantener regulada adecuadamente la temperatura corporal”.

 

Recomendaciones para evitar descompensaciones

 

Para el Subdirector de Gestión Asistencial del SSÑ, Dr. Max Besser Valenzuela, es importante enfatizarle a la ciudadanía que “el cuerpo pierde líquido a través del sudor, generando deshidratación, por ello lo recomendable, ante estas condiciones climáticas, es mantener estabilizada la temperatura corporal. Es relevante evitar la exposición directa al sol; usar ropa ligera, calzado cómodo, lentes de sol y sombrero; aplicar protector solar cada 2 ó 3 horas; mantenerse en lugares frescos y ventilados; preferir alimentos frescos y con menor aporte de azúcar; y principalmente, beber abundante líquido, preferentemente agua, para mantenerse hidratado”.

 

“Si una persona se desvanece, producto de la exposición al calor o la deshidratación, hay que recostarla en un lugar con sombra y suficiente circulación de aire, darle líquido frío y mojarle las muñecas, además de llamar rápidamente a un servicio de urgencia para una atención especializada y oportuna”, recalcó el especialista.

 

Junto con estas recomendaciones, es importante destacar que, así como las personas, las mascotas también sufren con las altas temperaturas. Por ello que es recomendable no pasear a los animales en el horario de mayor calor, ni por superficies muy calientes, como el asfalto; mantenerlos hidratados; no dejarlos encerrados, ni expuestos al sol o sin ventilación; y no vestirlos, ya que las capas de ropa aumentan su temperatura corporal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.