Mesa de Grupos Vulnerables suma donaciones para ir en ayuda en Ñuble

kits de higiene,  alimentos, carbón, nylon y mascarillas son parte de la ayuda que está siendo distribuida a  tres grupos priorizados por el Ministerio de Desarrollo Social y Familia: Adultos mayores, personas en situación de calle y personas con discapacidad.

 A  toda máquina trabajan los 16 integrantes de la Mesa Regional de Grupos Vulnerables para dar respuesta a las necesidades más urgentes de los grupos prioritarios  identificados  en el contexto de la emergencia Covid-19, esto es, personas en situación de calle, personas con discapacidad y adultos mayores.

La instancia de coordinación intersectorial fue convocada por la Seremi de  Desarrollo Social  y Familia de Ñuble,  en el mes de abril, con el objetivo  de implementar soluciones relacionadas con la provisión de elementos de protección personal, la captación de recursos y  la revisión de casos y situaciones específicas detectadas en estos  grupos de la población.

Actualmente, la integran entidades público – privadas,  entre ellas,  Seremi de Salud Ñuble,  Servicio de Salud Ñuble,  Servicio Nacional del Adulto Mayor (Senama), Servicio Nacional de la Discapacidad (Senadis), Ejército de Chile,  Municipalidad de Coihueco, Municipalidad de San Nicolás, Mall Arauco Chillán  y Cámara Chilena de la Construcción Chillán;  así como  organizaciones de la sociedad civil,     como Rotaract Club Chillán, Hogar de Cristo, World Vision,  Adra Chile y  Agrupación Jóvenes Unidos.

“Esta es una instancia de coordinación que al alero del Ministerio de Desarrollo Social y Familia  opera  en las 16 regiones del país,  para implementar soluciones  tendientes a proteger la vida y salud de  estos  grupos priorizados en el contexto de  la emergencia, de modo que la ayuda gestionada al momento nos ha permitido disponer de más de 200 kits de higiene, con mascarillas y alcohol gel, 18 cajas de alimentos,  más de 30 metros de nylon  y 30 sacos de  carbón que vamos a distribuir  para que las personas en situación de calle  -que no adhieren a  albergues-  puedan calentarse,  y protegerse de las lluvias”,  señaló la seremi de Desarrollo Social, Doris Osses.

Desde el sector privado local la ayuda no se ha hecho esperar y en el caso de la Cámara Chilena de  la Construcción Chillán (CChC Chillán) se impusieron una meta para   recolectar  300 mascarillas, 20 litros de alcohol gel, 60 metros de nylon, 20 sacos de carbón y alimentos para el adulto mayor, ayuda que  comenzará sus distribución el día 9 de junio, desde Constructora Iraira.

Alejandra Sierra, presidenta del Consejo Social de CChC Chillán, sostiene  que “estamos muy orgullosos de ser parte de esta Mesa Regional de Grupos Vulnerables, ya que entendemos que los tiempos que vivimos requieren del compromiso de todos para hacer frente a la crisis sanitaria y económica que estamos viviendo. Estos insumos sanitarios que estamos entregando como gremio se lo debemos al aporte de nuestros propios Socios Cámara, comprometidos con aportar a la solución de las problemáticas públicas”.

El rol de las fundaciones y  Organizaciones No Gubernamentales (ONG)  integrantes de  la Mesa  serán  fundamental para  la distribución de las prestaciones gestionadas relacionadas con la asistencia social.

Javiera Moraga, presidenta de Rotaract  Chillán,  programa que  patrocina   Rotary Club  Chillán, explica que se realizaron dos campañas, una de alimentos y otra de ropa de abrigo, lo que pusimos a disposición de la Mesa, de acuerdo a la lista de requerimientos  que envió la Seremi y, de acuerdo a ello, empezamos a  canalizar  a quiénes llevar la ayuda. “Ya hemos entregado  22 cajas de alimentos,  ropa de abrigo y elementos de protección personal a  familias  de la Población Las Habas,  Santa Filomena,  Vicente Pérez Rosales y Camino a Huape,  en Chillán”,  señala Javiera, para quien la instancia colaborativa  ha sido esencial  para saber hacia dónde canalizar la ayuda.

Quien también valoró la instancia  de voluntariado es  Alejandra Miller, presidenta de la Junta de Vecinos Quilamapu en Chillán,  quien sostiene   que “mientras más personas incluyas de distintos sectores y  de distintos tipos de trabajo, al final agrandas  la red, y lo que no sabe uno, lo sabe el otro, lo que no  puede conseguir uno, se lo consigue el otro;  la verdad es que estas instancias de mesas de  trabajo movilizan a la gente y eso es muy importante, y en ese sentido se ha hecho una gestión importante en juntar gente de grupos muy diferentes en labores  diferentes y cada uno en su medio tiene su red de apoyo”, valoró.

La Mesa  Regional de Grupos Vulnerables sesiona cada quince días, preferentemente vía remota,  y a través de un  secretario ejecutivo entrega  un reporte semanal de su gestión a través de una plataforma informática coordinada a nivel nacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *