Carabineros conmemoró en Ñiquén los 47 años del fallecimiento de los funcionarios mártires de Mallocavén

Con una solemne ceremonia encabezada por Subprefecto de Ñuble, Mayor Juan Opazo Gatica, Carabineros Ñuble y la Junta de vecinos y vecinas de Ñiquén, conmemoraron el 47° aniversario de fallecimiento de los funcionarios mártires del destacamento local, abatidos en el cumplimiento de su deber en 1974.

El 17 de octubre de aquel año, el Cabo 1ro. Raúl Sepúlveda Grandón y Cabo 1ro. Hugo Monroy Espinoza, perdieron la vida en acto de servicio, intentando detener al cuatrero conocido como «El Águila», luego que éste robara animales desde un predio particular. Para evitar la detención, el antisocial disparó a los funcionarios ocasionándoles la muerte.

Tras el hecho, huyó hacia el sector de Parral, donde era buscado por contingente policial de Chillán, San Carlos y Linares. Para rehusarse a ser detenido, se suicidó.

En el acto conmemorativo también estuvieron presentes la Delegada Provincial de Punilla, Pía Sandoval; el alcalde de Ñiquén, Manuel Pino; representantes de Gendarmería, ex funcionarios del Retén Ñiquén, alguaciles y familiares de los mártires, quienes compartieron su historia de aprendizaje y dolor con los asistentes.

«Ellos son la evidencia del compromiso del ser humano que hay detrás del uniforme con la institución y la patria, cuando juraron dar la vida si fuese necesario lo hicieron por convicción y entrega a la ciudadanía; esos son los valores institucionales que comprometemos con la comunidad de Ñuble y queremos que sus familias sientan nuestro apoyo y reconocimiento«, señaló el Mayor Opazo.

El Subprefecto de Ñuble y la Comisario (s) de San Carlos, la Capitán Yolanda Palma Fuentes, iniciaron la entrega de ofrendas florales en el monolito que recuerda los «Sucesos de Mallocavén», en la localidad de Ñiquén Estación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *