Pescadores de Cobquecura bucearon zona de Iglesia de Piedra sin resultados positivos

 –Desde tempranas horas de este martes, se reanudaron las labores de rebusca de los tres jóvenes extraviados el pasado sábado 11 de septiembre en Iglesia de Piedra. Tres buzos pescadores estuvieron más de una hora revisando el fondo marino, debiendo salir ante el fuerte viento y oleaje que se volvió a levantar. Brigadas terrestres, aéreas y marítimas siguen intensamente trabajando.

Poco más de una hora estuvieron tres pescadores artesanales de Rinconada, quienes desde las 9.00 horas de este martes, bucearon el fondo marino cercano al sector Iglesia de Piedra en Cobquecura, para seguir las labores de búsqueda de Ismael Andrés Botti Rojas (37 años), Diego Alberto Águila Bustamante (30 años) y Jorge Andrés Leiva Herrera (37 años), quienes el pasado sábado 11 de septiembre, fueron arrastrados por el fuerte oleaje, tras internarse en la caverna del islote.

 

Este lunes, el fiscal a cargo del caso, Eduardo Planck, dispuso que la búsqueda se extenderá por dos días más, pero personal de la Armada y la brigada de Drones de la Subsecretaría de Prevención del Delito del Gobierno de Chile, también apoyará hasta el viernes en los trabajos de búsqueda. En 10 días de labores ya se han recorrido 8.160 kilómetros, que equivalen a 2.200 canchas de fútbol, encontrando hasta ahora un par de zapatillas y un producto de cuidado labial, que fueron reconocidos por familiares.

 

Precisamente este martes, se sumaron a los rastreos, tres buzos mariscadores de la Caleta Rinconada, quienes se internaron a las 9 de la mañana, debiendo salir tras una hora, por malas condiciones climáticas. “Yo buceo desde los 14 años y conozco bastante la zona con otros colegas. Me fui directamente a Iglesia de Piedra, porque ahí hay dos piedras, no tiene cavernas como han dicho, tampoco hay algas, ya que dicen que puede haber personas enredadas, eso no existe, abajo es arenoso, no es fangoso. Hay una profundidad de 10 a 11 metros ahí, esperamos encontrar algo, las corrientes son fuertes justo ahí, y creo que los cuerpos ya avanzaron a mar abierto, ojalá tengamos un milagro de Dios de encontrar a alguno”, dijo antes de internarse al mar, el buzo mariscador Juan Carlos Oses.

 

Condiciones adversas

El Delegado Presidencial Provincial de Itata, Daniel Andrades, destacó que este buceo “era un trámite pendiente y que queríamos realizar, que buzos de la zona que conocen muy bien el sector, puedan ingresar al agua y revisar que no exista nada en la zona costera. Estos buzos llevan muchos años recorriendo la zona, la conocen muy bien, y es un apoyo importante porque también las familias pueden estar tranquilos que hemos buscado por todos los sectores.

 

El Gobernador Marítimo de Talcahuano, capitán de Navío de litoral Srdjan Darrigrande, explicó las razones por las cuales los buzos solo pudieron estar una hora rastreando. “Esta búsqueda es un poco más técnica, se ha realizado un buceo por parte de buzos mariscadores de la zona con mucha experiencia en el lugar, y se hace en dos formaciones rocosas que están en el fono marino hacia el noroeste de Iglesia de Piedra, a una profundidad aproximada de 18 metros bajo el agua. Las condiciones cuando iniciamos al rebusca, a las 9 de la mañana, eran bastante buenas, había poco viento, la condición de mar era calma, pero como se pueden dar cuenta, en estos últimos 15 minutos aumentó notablemente el viento y también hay un aumento en la marejada en la rompiente del borde costero”.

 

El oficial de la Armada agregó que pese a esta situación, “finalmente se cumplió con el cometido de tener una hora de buceo en el área. Esto sigue siendo realizado de manera paralela con una búsqueda aérea efectuado por el helicóptero naval 41 dependiente de la segunda zona naval, y al mismo tiempo con un chequeo terrestre en los diferentes lugares designados a las patrullas que realizan la búsqueda pedestre. Seguiremos haciendo rebúsqueda marítima con unidades dependientes de la Gobernación Marítima de Talcahuano y la capitanía de Puerto de Constitución”, cerró el capitán de Navío, Darrigrande.

 

Las labores de rebúsqueda siguen durante toda la jornada, con más de 140 personas, tanto de entidades como civiles, en trabajos que no tan solo se extienden en la costa de Ñuble, sino que también entre los Arcos de Calán y faro Carranza en la región del Maule.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *