Este pegamento elaborado con veneno de serpiente detiene el sangrado de heridas en segundos

Incluso las sustancias más temidas y peligrosas pueden tener propiedades útiles. Un equipo internacional de científicos encontró una manera de aprovechar la propiedad de coagular la sangre que tiene el veneno de serpiente. La sustancia funciona como un tipo de pegamento para la piel que podría detener un sangrado en solo segundos.

La investigación, publicada en Science Advances, examina las propiedades curativas potenciales de una enzima contenida en el veneno de la víbora de la lanza. La enzima de esta serpiente sudamericana (Bothrops atrox) también es conocida como batroxobina o reptilasa.

“Algunos venenos matan al diluir la sangre y otros matan al afectar el sistema neurológico”, señala Kibret Mequanint, un bioingeniero de la Western University. “La reptilasa es una enzima conocida por inducir la coagulación de la sangre”. Por eso decidieron darle la vuelta y probarla como una herramienta terapéutica.

Los científicos utilizaron el efecto de coagulación de la enzima y diseñaron un tipo de pegamento para la piel, empaquetado en un pequeño tubo. El personal médico, en un caso real, podrá apretar el tubo apuntando hacia la herida. Luego, deberá hacer brillar una luz (como la linterna de un smartphone) sobre el gel para activar la enzima y en unos segundos habrá funcionado.

Salvar vidas

“Cuando era niño, vi que el veneno de serpiente venenosa coagulaba la sangre muy rápido”, dijo Malcolm Xing de la Universidad de Manitoba, en un comunicado. “El escenario me ha perseguido durante años”, añadió.

A raíz de eso Xing se preguntó, hace dos años “¿Por qué no considerar la enzima extraída del veneno de serpiente para una hemostasia bastante eficiente?”. Inmediatamente llamó a uno de sus colaboradores para discutir la posibilidad de desarrollar un gel de gelatina activado por luz visible con la enzima.

No detener el sangrado en un trauma o en una cirugía conlleva a la muerte del paciente, señala el comunicado. Por eso, los investigadores creen que su trabajo tiene el potencial de salvar muchas vidas.

“Este prometedor descubrimiento tiene como objetivo mejorar el tiempo de curación de las lesiones a través de la bioadhesión inspirada por la coagulación de la sangre de la actividad de un veneno de serpiente altamente dañino”, explican.

La serpiente y su veneno

Además, comentaron el motivo por el que se utilizó a la serpiente cabeza de lanza en su trabajo. “El veneno de serpiente cabeza de lanza es diferente a otros venenos de serpiente. Mata a sus presas diluyendo su sangre o causando síntomas neurológicos tóxicos”.

El veneno de esta serpiente es fatal debido a la coagulación de la sangre producida al momento de ingresar al torrente sanguíneo. Aunque la mayoría de los cuerpos son capaces de prevenir la pérdida de sangre grave por lesiones menores a través del mecanismo de coagulación del cuerpo, no sería suficiente cuando se trata de lesiones graves o lesiones potencialmente mortales.

El novedoso pegamento tisular se resiste a ser arrastrado por la sangre cuenta con 10 veces la fuerza adhesiva. Además, se sella dos veces más rápido que el pegamento de fibrina, usado con regularidad por los cirujanos de campo para fusionar los tejidos. “En el sangrado severo, 45 segundos es una cuestión de vida o muerte”, dijo Mequanint.

El bioingeniero mencionó que la próxima fase de la investigación involucrará el estudio del gel habilitado con enzimas en un entorno clínico. Finalmente, buscará su producción comercial y posterior uso generalizado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *