Japón bate el récord mundial de velocidad de transmisión de datos con 319 Tb/s

Ingenieros japoneses han desarrollado una nueva tecnología que les ha permitido superar el récord de velocidad de transmisión. A lo largo de un cable óptico de más de 3.000 kilómetros, el equipo logró una velocidad de transmisión de datos de 319 terabits por segundo (Tb/s). La investigación fue presentada en la Conferencia Internacional sobre Comunicaciones por Fibra Óptica.

Esta velocidad no solo rompe el ya asombroso récord anterior de 178 Tb/s, su tecnología es compatible con la infraestructura existente, por lo que podría actualizarse con relativa facilidad.  

La nueva tecnología 

El nuevo récord fue establecido por un equipo de científicos e ingenieros liderado por el físico Benjamin Puttnam del Instituto Nacional de Tecnología de la Información y las Comunicaciones (NICT) de Japón. El avance se basa en trabajos anteriores en los que participó NICT, alcanzando velocidades de 172 Tb/s, como anunciaron el año pasado.

Para conseguirlo utilizaron una fibra óptica acoplada de tres núcleos, dicha tecnología canaliza datos a lo largo de tres tubos de fibra óptica en lugar de uno como es el estándar actualmente, y así reduce la distorsión de la señal en largas distancias. La velocidad de 319 terabits utilizó una tecnología similar, pero con cuatro núcleos.

Los datos se transmiten mediante la llamada multiplexación por división de longitud de onda. En ella se emite desde un láser que divide las señales en 552 canales y las envía por los cuatro núcleos de fibra óptica.

A intervalos de 70 kilómetros a lo largo de la fibra, los amplificadores aumentan la fuerza de la señal para mantener la pérdida de transmisión al mínimo en largas distancias. Estos amplificadores son dos nuevos tipos dotados con los elementos de tierras raras tulio y erbio

Tasas de velocidad  

En general, la tasa de datos promedio por canal fue de alrededor de 145 gigabits por segundo para cada núcleo y alrededor de 580 gigabits por segundo en el caso de los cuatro núcleos combinados. Eso sigue siendo increíblemente rápido. La velocidad récord de 319 terabit se logró en el máximo de 552 canales de longitud de onda.

El revestimiento de los cuatro núcleos de fibra óptica juntos tiene el mismo diámetro que la fibra óptica de un solo núcleo estándar, algo bastante atractivo para la adopción temprana de fibras SDM en enlaces de larga distancia y alto rendimiento, pues es compatible con la infraestructura de cable convencional y se espera que tenga una fiabilidad mecánica comparable a la de las fibras monomodo.

El equipo planea continuar trabajando en su sistema de transmisión de datos a larga distancia, para tratar de aumentar la capacidad de transmisión y extender el rango de transmisión. 

Cabe señalar que la investigación aún no es revisada por pares. Queda por ver si se confirman los resultados y qué tan caro sería implementarlo, pero dado el enorme aumento en la velocidad, es probable que se ponga al día, especialmente en países expertos en tecnología como Japón. 

 

Fuente: Robotitus

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *