Riego eficiente e innovación de cultivos protagonizan agricultores de los Ríos

Riego, asociatividad, adaptación al cambio climático y diversificación de cultivos son los focos centrales que marcan el comienzo de una nueva visita del director nacional de INDAP, Carlos Recondo, a la región de Los Ríos. En la comuna de La Unión, inauguró un proyecto de riego asociativo y conoció un huerto piloto de vides. La región de los Ríos cuenta con el presupuesto de riego más grande en su historia; $2.535.512.000 millones.

En el sector Yaquito de esta comuna, encabezó la inauguración de la tercera etapa de un proyecto ejecutado por el Programa de Riego Asociativo (PRA) y que beneficia a 35 familias de la comunidad indígena Curaquito. En esta nueva fase se realizaron obras como la instalación de 2,5 kilómetros de tuberías de una red matriz de distribución, la implementación de un sistema de re-bombeo impulsada por 32 paneles fotovoltaicos, además de la construcción de un segundo estanque acumulador de 300 metros cúbicos. El proyecto inicial contempla la captación de aguas desde el río Bueno hacia estanques acumuladores en altura para luego ser conducidas por efecto de gravedad hasta los diferentes predios.

Para el director nacional, el proyecto de riego ejecutado al interior de esta comunidad “representa la prioridad que INDAP ha puesto durante este año en el riego, porque es una necesidad en todo el país, en toda la agricultura, especialmente en una situación de cambio climático como la que estamos viviendo”.

A la fecha, el proyecto suma $180 millones de inversión en estudios de factibilidad, asesorías técnicas, obras e inversiones; contará con aportes de los usuarios correspondientes al 10% del total de la inversión. Al finalizar los trabajos, y sumando recursos de proyectos de riego individuales, se invertirá más de $277.000.000 en esta comunidad.

Complementariamente INDAP impulsa un programa piloto de diversificación de cultivos para introducir vides viníferas de las cepas Pinot Noir, Chardonnay y Sauvignon Blanc, además de hortalizas. En el proyecto participan nueve familias quienes reciben asesoría profesional especializada para la incorporación de nuevos tipos de siembras y plantaciones que otorguen alternativas productivas más rentables que las tradicionalmente explotadas en la zona. Otro elemento que distingue a esta iniciativa es el fomento de la asociatividad y de acciones cooperativas para que los productores escalen en sus procesos productivos y de comercialización, buscando la consolidación de sus emprendimientos. El piloto demandó una inversión de 30 millones de pesos. En esta materia, la autoridad del agro agregó que el piloto de introducción de vides viníferas “permite a estas familias poder incorporar nuevos cultivos, viñas en la región de Los Ríos” y ampliar sus posibilidades productivas.

Elsa Monasterio es la presidenta de la Comunidad Indígena Curaquito. Cuenta que a partir de 2018 trabajan en el proyecto de riego asociativo: “desde ahí comenzamos a soñar con algo nuevo. Tuvimos la mirada de INDAP que nos dio el apoyo y nos invitó a participar de este piloto innovador”, dice. En sus palabras, INDAP es un pilar fundamental para el desarrollo de su agricultura y para salir adelante. Sobre el futuro del proyecto dice “soñar con un vino orgánico, con una vendimia, porqué, ¿no? Hacer un turismo con intereses especiales, donde podamos mostrar nuestras viñas, como vivimos y trabajamos aquí”.

En el ámbito de riego, para 2021 INDAP cuenta con el mayor presupuesto histórico para la Agricultura Familiar Campesina. Son $32.652.085.000 destinados a los programas regulares para dar seguridad a 11.000 pequeños agricultores del país y aumentar los índices de eficiencia en el uso del agua, a través de la tecnificación con sistemas más eficientes: goteo, aspersión, captación y acumulación de aguas. Complementariamente se incentivará la diversificación de cultivos con la introducción de nuevas variedades que se adapten de mejor al cambio climático. Para la región de Los Ríos, INDAP ha duplicado su presupuesto en riego, destinando $2.535.512.000 millones.

El recorrido del director nacional concluyó en el sector Huacahue de La Unión, en el predio de Manuel Del Río. Allí conoció su emprendimiento “Hortalizas del Ranco”, la experiencia de migrar al SAT y cómo este proceso ha fortalecido su desarrollo productivo. Gracias a los apoyos e incentivos otorgados por INDAP y aportes propios, construyó una sala de lavado de hortalizas, adquirió una máquina lavadora de zanahorias y amplió el sistema de riego intrapredial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *