A sus 70 años ñublensina finalizará su enseñanza media gracias al programa Cumpliendo un Sueño

A sus 70 años, María Isabel Muñoz Chávez no quiere vivir arrepentida de la decisión que tomó hace más de 5 décadas, cuando debió optar entre continuar con su enseñanza media o ayudar en las tareas del hogarLamentablemente para ella, en aquellos años pesó más el cuidado de la familia. Por eso hoy, asume contenta el desafío de retomar los cuadernos los lápices y terminar así su escolaridad, gracias al programa Cumpliendo un Sueño.

“Estamos súper contentas con el Programa Cumpliendo un Sueño para la nivelación de estudios porque ésta es una de las iniciativas del Presidente Sebastián Piñera en su Compromiso País. Es por ello, que estamos doblemente felices, primero por llevarlo a cabo y a su vez por las mujeres de la región”, señaló María Cecilia Varas, directora regional de PRODEMU.

Según la encuesta CASEN, en nuestro país hay 4.910.889 personas mayores de 18 años que no han completado los 12 años de escolaridad. Mientras que el 41,67% de 60 mil Mujeres PRODEMU 2019, no ha concluido la enseñanza media, según los datos del Centro de Estudios de Género de PRODEMU.

Por eso PRODEMU, entidad perteneciente a la Red de Fundaciones de la Presidencia de la República, junto a Compromiso País, busca a través de Cumpliendo un Sueño, contribuir a la nivelación de estudios de enseñanza media de 2.360 mujeres en las 16 regiones del país, quienes no terminaron su escolaridad por diversas razones, entre ellas, el tener que hacerse cargo de las labores domésticas y de cuidado en el hogar, por un embarazo temprano, problemas familiares, necesidad de generar ingresos o darle prioridad a los hombres de la familia para terminar los estudios.

El caso de María Isabel es una mezcla de factores tales como la falta de transportede dinero y las tareas del hogar. “La locomoción en esos años en San Ignacio (principios de 1960era pésima, así que decidí dejar el colegio a pesar de que era buena alumna. Mi mamá no puso problemas porque veía mi situación, ya que yo salía en la mañana a oscuras y regresaba en la noche, por eso llegué hasta octavo básico. Para hacer la enseñanza media debía viajar a Chillán y la micro en esos años sólo pasaba 2 veces al día, además el tema económico era importante, no había plata para pagar los pasajes todos los días, mi mamá estaba enferma y mi papá había muerto, éramos cuatro hermanos y ninguno terminó el colegio”, relató.

María Isabel recuerda con orgullo que “era matea, mi rendimiento no fallaba pesar que si entraba en la tarde al colegio debía dejar el almuerzo hecho y también hecha las cosas de la casa, así que estudiaba la materia de noche, y con todo ese trabajo mis notas no bajaban del 6. Me iba bien en matemáticas, pero no me gustaba el castellano”.

Esta madre reconoce que fue estricta con sus cinco hijos cuando estaban en su etapa escolar, quienes tenían muy bien definidos sus horarios y tareas. “Todos mis hijos terminaron la enseñanza media porque yo fui bien mañosa con ellos, de lunes a viernes no hacían nada en la casa más que estudiar”, comenta.

 El fin de semana, los hombres ayudaban al papá en el campo y las hijas me ayudaban en la casa. No le aguanté a ninguno que dejara el colegio, a pesar de que también debían viajar a Chillán, pero la locomoción ya era un poco mejor. No quería que repitieran mi historia, agrega.

La directora regional de PRODEMU, María Cecilia Varas, destacó “la excelente acogida que ha tenido este programa, especialmente de María Isabel, quien con los años está motivada para seguir aprendiendo porque la edad no es una barrera para no hacerlo”.

Cumpliendo un Sueño se llevará a cabo a través de la plataforma de formación virtual, www.graduate.cl , facilitada por el Banco Santander, la que cuenta con todos los contenidos para cada unidad, así como ejercicios y evaluaciones.

En esta modalidad de aprendizaje a distancia, las participantes podrán contar con el material disponible durante todo este proceso, pudiendo planificar sus tiempos para el estudio y, además, resolviendo sus dudas durante las clases tele presenciales y acompañadas vía telefónica, por monitores en alianza con la ONG Good Neighbors y AIEP.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *