Ley Sanna registra cuatro 4 permisos y 18 licencias aprobados en Ñuble desde su implementación

Beneficio posibilita que progenitores o personas a cargo de menores de edad puedan acompañarlos durante épocas de enfermedad grave sin comprometer sus fuentes de empleo e ingresos.

Desde la puesta en marcha de la Ley 21.063, que crea el Seguro de Acompañamiento para Niños y Niñas (Ley Sanna), el segundo semestre de 2018, en la Región de Ñuble se registran cuatro casos en que el permiso ha sido aprobado, con, a su vez, 18 licencias autorizadas.

El beneficio permite que madres y padres trabajadores, y personas que tengan la tuición –por resolución judicial- de menores de 18 años, puedan ausentarse de sus funciones laborales, sin perjuicio económico, en épocas de enfermedad grave o terminal de estos últimos.

Durante aquel periodo quien cumpla con determinados requisitos de afiliación y cotización recibe un subsidio que reemplaza total o parcialmente su remuneración o renta mensual, el que es financiado con cargo al Seguro “Sin duda, la Ley Sanna viene a reforzar el Seguro Social, ya que se trata de un derecho ineludible en casos donde los padres y madres, o terceros al cuidado de niños y jóvenes, tienen la posibilidad de acompañarlos en momentos tan delicados como cuando está en riesgo la salud o hay un diagnóstico que prevé la muerte.

Hasta antes de la ley los ingresos familiares corrían serio riesgo, porque a muchos trabajadores no les quedaba otra que renunciar, algo tremendamente injusto e inhumano”, explicó la seremi del Trabajo de Ñuble Yeniffer Ferrada.

La autoridad regional agregó que la ley “se ha ido implementando con distintas fases, y desde el 1 de enero de 2020 se incorporan los casos de pronósticos terminales”.

A nivel nacional, desde la entrada en vigencia de la Ley Sanna, se han materializado 938 permisos, generando estos más de 5.000 licencias. Los casos en que la enfermedad es el cáncer, han sido los más recurrentes (86,9%).

Es la Superintendencia de Seguridad Social (Suseso) la que supervigila el cumplimiento de la normativa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *