Proyecto restauración y puesta en valor Capilla San Juan de Dios de Chillán

La Parroquia San Juan de Dios de Chillán surge originalmente como capilla del antiguo hospital de la ciudad que le dio su nombre, construido por los Hermanos de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios en 1791, en vísperas de la Independencia de Chile, aunque la construcción que actualmente se conserva data de 1874.

El gran terremoto del 24 de enero de 1939 causó gran devastación en la ciudad y produjo graves daños a las instalaciones del hospital, quedando prácticamente en pie sólo la Capilla, lo que obligó a la construcción, en otro emplazamiento de la ciudad, de un nuevo hospital para Chillán, el Herminda Martín, terminado de construir en 1944. Luego, en 1952, se creó el Servicio Nacional de Salud, el que toma a su cargo los terrenos, las dependencias abandonadas y la capilla del hospital viejo de San Juan de Dios.

Por Decreto Ley 17.813, aparecido en el Diario Oficial el 17 de noviembre de 1972, “se ha declarado Monumento Histórico Nacional, la parte que queda en pie, de lo que otrora fuera antiquísimo Hospital San Juan de Dios, situado en la Avenida O’Higgins al llegar al Paso de Piedra, y que incluye la Capilla del mismo nombre”. Esta declaratoria es ratificada por el DS 246 de 1989.

Actualmente, el propietario del terreno en donde se emplaza la Capilla San Juan de Dios es el Servicio de Salud Ñuble, y está entregado en comodato al Obispado de Chillán.

Un nuevo gran terremoto, ocurrido el día 27 de febrero de 2010, azotó gran parte de la zona centro y centro-sur del país, produciendo severos daños estructurales a la capilla y dejándola en condición inhabitable, obligando el cierre, trasladando todas las actividades religiosas a un galpón instalado al lado de la dañada estructura.

El terremoto del 27/F de 2010 causó graves daños al monumento de la Capilla San Juan de Dios. Un Informe del Consejo de Monumentos Nacionales recomendó el cierre del inmueble y su correspondiente restricción de uso e ingreso.

La Capilla presenta principalmente, daños en sus muros de adobe, con destrabes en esquinas y rincones, grietas pasantes y grietas por diferencia de material base (ladrillo cocido v/s adobe). En el área de los corredores se detectan desmoronamiento de muros y desaplome de pilares.

Los daños que actualmente presenta la Capilla son: Humedad /  Asentamientos y/o Deformaciones / Grietas / Fisuras / Desaplomes / Pérdida de material por desmoronamiento o colapso / Daños en Puertas y Ventanas.

La iniciativa de restauración de la Capilla San Juan de Dios de Chillán, forma parte del Programa Puesta en Valor del Patrimonio, comenzando su proceso de consultoría (diseño de restauración) en noviembre del 2013, concluyendo el 2017, con la aprobación del Consejo de Monumentos Nacionales, entidad que regula y autoriza las internaciones en los Monumentos Nacionales.

Cuña Seremi de Obras Públicas, Cristóbal Jardua: “La licitación de esta obra comenzó el día 19 de julio, ya que es de suma importancia para la comunidad y feligreses de la Iglesia San Juan de Dios, que a través del programa Puesta en Valor del Patrimonio, se genere nuevamente la posibilidad de que puedan ocupar este espacio histórico para la ciudad. La restauración de esta capilla es parte del Plan Región de Ñuble que lanzó en febrero de este año el Presidente Sebastián Piñera, por lo que ir avanzando en cumplir estas metas, nos pone muy contentos, por lo que significa esta iglesia para los vecinos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *